¿Quien no ha comido alguna vez rosquitos fritos? Esta si que es una receta tradicional que todos tenemos entre nuestros recuerdos de infancia. En mi recuerdo están los que preparaban mis tías paternas en Torrenueva (Granada) durante las vaciones de Semana Santa, o Navidades junto a los pestiños y los buñuelos de bacalao. Este era una de las mayores ilusiones cuando llegábamos al pueblo a pasar las vacaciones, recoger las fuentes de dulces que nos tenían preparadas !!Qué recibimiento!!

Hoy os traemos esta receta que viene desde Torreperojil (Jaen), de la mano de Toñi, con la que he disfrutado una tarde estupenda de preparación de rosquitos fritos artesanales con la receta de su madre. El sabor me ha llevado directamente a mis recuerdos de infancia. El azúcar, la canela, el anís y la naranja como base..humm…y muy fáciles de preparar, así que había que aprenderla.

Hemos aprendido la misma receta con dos versiones, una para hacer los rosquitos manuales y otra para preparar con rosquillera, que tendrá que ser una masa menos compacta. Os dejo las dos recetas para que decidáis cual hacer. El resultado en sabor es el mismo, aunque reconozco que con rosquillera es más rápido, aunque tendrás que ensayar varias veces hasta que la forma salga correcta.

!!Animo!!Disfrutaréis muchísimo con la preparación y tendréis postre y merienda para los próximos diez días..!!Si no os los coméis antes,claro!!

Ingedientes (40 rosquitos aprox):

Rosquitos manuales:

  • 800 gr harina de trigo.
  • 2 huevos.
  • 1 vaso de aceite de oliva virgen que ahumaremos con cáscara de naranja.
  • 1 vaso de aguardiente o anís (también podemos hacerlos con vino blanco oloroso).
  • 1 vaso de zumo de naranja.
  • 1 vaso de azúcar.
  • raspadura de 1 limón.
  • canela a gusto.
  • 2 sobres de levadura Royal.
  • 1 chorreón de anis (si los hemos preparado con vino).
  • azúcar para emborrizar (para los amantes de vida sana podéis usar la panela).

Rosquitos con rosquillera:

  • 12 cucharadas aceite de oliva virgen que ahumaremos con cáscara de naranja.
  • 3 huevos.
  • 12 cucharadas de agua ardiente o anís.
  • 12 cucharardas de zumo de naranja.
  • 12 cucharadas de azúcar.
  • 2 y 1/2  vasos de harina.
  • 6 sobres de gaseosa (si encuentras la marca “el tigre” será fantástico).
  • canela a gusto.
  • raspadura de 1 limón.
  • azúcar para emborrizar(para los amantes de vida sana podéis usar la panela).

Preparación:

  1. Comenzamos ahumando el aceíte con la cáscara de naranja, evitando que esta se queme. Reservamos y dejamos enfriar mientras preparamos el resto de la masa.
  2. En un recipiente grande, separamos las claras y comenzamos a montarlas hasta que estén a punto de nieve.
  3. Añadimos las yemas batidas e integramos con movimientos envolventes.ñadimos el resto de los ingredientes que iremos integrando conforme los añadimos: zumo de naranja, el anís, el azúcar, la canela, la raspadura de limón el aceite y finalemte la harina.
  4. Movemos hasta integrar todos los ingredientes.

Reposo masa para rosquitos manuales): Dejaremos reposar la masa unas 4 horas para que leve (suba la masa gracias a la levadura y el calor). Quedará una masa pegajosa que podremos trabajar con las manos.

Reposo masa para rosquillera): La masa quedará más líquida y no será necesario dejar reposar, puesto que hemos añadido gaseosa en lugar de levadura. De esta forma solo tendremos que ir mojando la rosquillera con un poco de aceite y añadirle la masa dentro para ir formando los rosquitos que se inflarán en la sartén conforme se van friendo.

Una vez pasado el tiempo de reposo freimos en una sartén profunda con abundante aceite de oliva bien caliente.

Ahora toca disfrutarlos!!!