La Panna Cotta es un postre típico de la región italiana de Piamonte  que se realiza con crema de leche o nata, azúcar y algún gelificante. Es un postre ideal como postre ligero y suave, así que lo recomendamos para servirlo después de una comida un poquito copiosa.

A nosotros nos encanta por las posibilidades de preparlo con sabores diferentes, están todos exquisitos, así que os animamos a experimentar en la cocina y preparar panna cotta de café, vainilla, chocolate…

Nuestra elección ha sido con yogurt griego, mermelada de fresa y esencia de rosas, porque nos resulta original y diferente. No os asustéis, que la esencia de rosas ya la encontraréis facilmente en grandes superficies o en tiendas de cocina árabe, porque la utilizan mucho en sus postres, ya sean bizcochos, dulces e incluso añaden una cucharadita en macedonias.

Es un postre muy fácil apto para principiantes.

Animo que el mundo está lleno de sabores que hablan en mil idiomas!!

Ingredientes (6 raciones):

Para la Panna Cotta:

  • 3/4 de un sobre de gelatina neutra o 4 hojas  (1 sobre de 100 gr equivales a 6 hojas aprox).
  • 200 gr de yogurt griego sin azúcar.
  • 200 ml crema de leche 17% (nosotros hemos utilizado leche ideal para rebajar un poquito el contenido graso).
  • 75 gr azúcar (1/3 de taza aprox).
  • 1 cucharada de agua de rosas para cocinar.
  • Mermelada de fresas o cualquier otra que haga contraste en colores y sabor.

Para la mermelada:

  • 100 gr de fresas.
  • 50 gr azúcar.
  • 1 chorreoncito de limón.

Preparación:

  1. Hidratamos la gelatina. Para ello sumergimos las láminas en un cuenco con agua tibia y la dejamos unos minutos hasta que hidraten.
  2. En un bol mezclamos el yogurt, la crema de leche, el azúcar y la cucharada de agua de rosas. Movemos bien hasta obtener una crema de textura cremosa y homogénea.
  3. En una olla, echamos la mitad de la mezcla que hemos preparado y le añadimos la gelatina hidratada y la calentamos sin parar de mover a fuego muy, muy suave hasta disolver completamente la gelatina.
  4. Una vez disuelta vamos añadiendo el resto de la mezcla muy poquito a poco para que no haya cambios bruscos de temperatura. Así evitaremos que se corte el yogurt.
  5. Repartimos en vasitos de cristal o copas. Aunque por daros ideas también podéis hacerlo en aros metálicos forrados con papel de fil para después desmoldar.
  6. Cubrimos con papel fil y lo dejamos en el frigorífico mínimo 4 horas antes de echarle la mermelada. Mientras más tiempo le demos más consistencia tomará.
  7. Ahora preparamos la mermelada. Comenzamos cortando a trocitos las fresas y las dejamos macerar mínimo 40 minutos en un bol o cazo junto con el chorreón de limón. A más tiempo de maceración más jugo soltará la fresa y más potente será el sabor después.
  8. Las ponemos a fuego medio y las dejamos hervir unos 15 minutitos. Batimos la mezcla (aunque a mi me encanta dejar que quede algún trocito) y para los que queráis que tome consistencia de gelatina le añadis una hoja de gelatina previamente hidratada en agua templada y movéis hasta que se disuelva.
  9. La disponemos por encima en cada uno de los vasitos de panna cotta y volvemos a dejarlo en el frigorífico para que cuaje.

 

!!Ahora toca disfrutarla!!Esperamos que os uste tanto como a nosotros!!