Hoy volvemos con las recetas de productos de temporada. Esta vez con los higos, una fruta que nos encanta y a la que se le puede sacar muchísimo partido. Hemos elegido hacer una mermelada de higos porque aunque acostumbramos a hacer nuestras propias mermeladas (de tomate, melocotón, mango, ciruela…) que ya iremos publicando, la de higos no las había recomendado mi madrina para tomarla con una crema de queso payoyo que nos trajo de su escapada a Cádiz.

¿No conocéis la cabra payoya? Pues es una raza autóctona de Andalucía, principalemte de la sierra de Grazalema, Sierra de Ronda y alrededores y en algunas zonas de Sevilla y que estaba catalogada como raza en peligro de extinción, hasta hace unos añitos que se propusieron recuperarla por su gran valor por su gran adaptación a estas zonas y su valor en a tradición , así como para las economías locales de estas zonas. Con ella preparan un queso de un sabor intenso delicioso además de otros productos como las cremas de quesos. Si vais por la zona no dejéis de probarlas, estamos seguros que os encantará.

La combinación de este queso con la mermelada de higos queda espectacular aunque claro está que podréis degustarla con cualquier otro queso o carne. Yo la tomo incluso en el desayuno. Un sabor diferente !!!Hay que probarla!!

Ingredientes (2 botes medianos):

ingredientes

  • 500  gr de higos maduros.
  • 250 gr  de azúcar.
  • 1 limón pequeño (zumo).

Preparación:

  1. Pelamos los higos retirando todo lo que podamos de la parte planca y los cortamos a trozos en una cacerola.
  2. Añadimos el azúcar y el limos y dejamos reposar durante 1 hora aproximadamente para que vaya soltando el jugo del higo y se vaya formando almíbar. Movemos de vez en cuando para que se mezcle bien todo el azúcar.higos-y-azucar
  3. Ponemos a fuego muy lento durante unos 30 minutos aprox hasta que veamos que comienzan a deshacerse los trocitos de fruta.
  4. Si nos gusta la mermelada con trocitos la dejamos tal cual, pero si no, podemos triturarla un poco, así al enfriar quedará también algo más espesa.hirviendo-mezcla
  5. Ahora la metemos en botes previamente esterilizados si queremos que se conserve durante más tiempo. Para ello herviremos los botes y las tapas y dejaremos que se sequen antes de introducir la mermelada.
  6. Ya solo nos queda cerrar los botes y ponerlos boca a bajo para que hagan el vacío, o bien ponerlos al baño maría durante 10 minutos, así se conservarán aun más.

Esperamos que la disfrutéis muchísimo!!!