Volvemos con esta deliciosa receta de croquetas que además de ser una receta sencilla es de lo más original por su sabor.

¿Dónde la hemos encontrado? Pues en restaurante Clorofila de Sevilla, que además de tener una decoración que nos encanta, tiene una carta para disfrutar de lo lindo.

Lo cierto es que después de probar las croquetas hemos indagado un poquito por la wed y hemos encontrado la receta hecha con tipos de quesos diferentes, desde queso de tetilla hasta queso de roqueford y estas que nosotros hemos preparado con queso de cabra. Nosotros hemos tirado de un rulo de queso de cabra que teníamos en el frigorífico y !!Voilà!! Unas croquetas deliciosas, originales y que nos permiten tener una reserva en el congelador para disfrutarlas poquito a poco.

Esta vez las hemos preparado con dulce de membrillo, pero ya estamos pensando en experimentar con otros dulces similares de frutas tropicales (guayabada) que nos hemos traído de Portugal y que a Ray lo lleva directamente a los recuerdos de su Brasil querida. !!Os contaremos el resultado!!

Ah!!No olvidéis que la base de la bechamel es similar al de las croquetas caseras de la abuela de pollo y jamón que ya os enseñamos y que tenéis en el recetario.

Ingredientes:

  • 4 cucharadas de aceite.
  • 1 cucharada de mantequilla.
  • 5 cucharadas colmadas de harina de freir.
  • 2 vasos de leche entera.
  • sal,pimienta, nuez moscada.
  • 1 cebolla.
  • 150 gr de carne de membrillo.
  • 200 gr de queso de cabra.

Preparación:

  1. Se frie la cebolla muy picadita en el aceite y con la cucharada de mantequilla a fuego lento hasta que quede pocha (sin que tome color).
  2. Aparta la sartén del fuego y añade la harina.
  3. Mezcla todo bien y vuelve a pasar por el fuego a temperatura baja, mareando hasta que todo queda bien mezclado sin llegar a tostarse.
  4. Sin dejar de mover incorpora la leche , la sal, pimienta y  nuez moscada en polvo.
  5. Cuando todo esté bien mezclado y la harina se haya disuelto notaremos que comienza a espesar.
  6. Añadir la carne de membrillo y el queso de cabra. Todo a trocitos.
  7. Con el fuego al mínimo vamos moviendo hasta formarse una bechamel que debe quedar espesa. Mover hasta que la masa se despegue de las paredes y del fondo de la sartén.
  8. Se enjuaga una fuente más bien plana o un plato  y se escurre el agua (no secarla). Se añade la masa que hemos preparado.
  9. Se bate un huevo y se incorpora a la masa que está en la fuente moviendo de arriba hacia abajo hasta que el huevo quede bien mezclado con la masa. Se alisa la masa y se tapa cubriéndola con plástico de cocina. Se deja enfriar.
  10. Una vez fría se van cogiendo trocitos de masa con un tenedor yse empanan con pan rallado. Con las manos se le va dando la forma de la croqueta.
  11. Freir en aceite abundante y bien caliente.

!!Ahora toca disfrutarlas!!