Hoy volvemos a la cocina Portuguesa de la mano de Ray que durante los dos años y medio que ha vivido en Portugal se ha convertido todo un entendido en este plato portugués y lo hace a las mil maravillas. Este es un plato típico de la cocina tradicional portuguesa,en concreto de la región norte de Portugal, fácil de hacer y con ingredientes que son fáciles de encontrar.

¿Sabéis de donde viene su nombre? El nombre proviene del comerciante y cocinero luso Luís Gomes de Sá que lo ideó a finales del s.XIX en el Restaurante Lisbonense de Porto, en el que creó por primera vez la receta. Desde entonces se ha guardado la tradición,cuidando el seguir la receta al pie de la letra y hasta hoy.

Cierto es que el bacalao en España no es del pescado más barato, así que si pasamos por Portugal no olvidéis comprar un buen bacalao salado de esos con unos lomos espectaculares que al desalarlos aumentan casi al doble de tamaño. Merece totalmente la pena en precio y calidad, porque pagaréis algo así como la mitad. Nosotros en particular lo solemos comprar cuando vamos a Portimao en un gran supermercado llamado Jumbo, en el que también encontramos una gran cantidad de ingredientes brasileños y africanos (ya sabéis que en Portugal hay una gran población inmigrante de sus antiguas colonias, Brasil y Angola) . Merece la pena pasar y así aprovechar para reponer unos cuantos productos portugueses y brasileños en la despensa.

Además os lo preparan cortado a trozos así que al llegar a casa podéis conservarlo en un lugar fresco o bien ir desalando trozos y congelarlo desalado para que esté listo en el momento de cocinar. Esto es lo que nosotros solemos hacer.

Quizá esta receta debía haberla incluído como cocina propia de Semana Santa pero en casa lo preparamos tan a menudo que no he podido evitar la tentación de compartirlo con vosotros. Confiamos en que lo disfrutéis.

Ingredientes (para 4  personas):

SONY DSC

  • 500 gr de lomo de bacalao desalado
  • 5 patatas medianas
  • 1 cebolla grande
  • 5 huevos
  • 200 gr aceitunas negras
  • aceite oliva virgen extra
  • cilantro ó perejil
  • pimienta y sal

Preparación:

Nosotros preferimos comprar el bacalao desalado, sale más económico, especialmente si lo compras en Portugal y además nos permite tener reserva de bacalao durante todo el año.

  1. Desalamos el bacalao metiéndolo durante 24 horas en un recipiente cubierto de agua fría y cambiando el agua cada 8 horas. Pruébalo para que vayas notando el punto de sal.
  2. Un vez desalado, coemos el bacalo en una olla con abundante agua hasta que veamos abrirse las lascas de bacalao. Sacamos el bacalao y reservamos.  En la misma olla podemos ir cociendo los huevos hasta que queden duros.SONY DSC
  3. En el mismo agua de cocción del bacalao cocemos las patatas, que habremos cortado previamente en rodajas de 0.5 cm aproximadamente.SONY DSC
  4. Sacamos las patatas cuando se pinchen facilmente con el tenedor, sin dejar que estén demasiado blandas para que no se deshagan.
  5. En una sartén pochamos la cebolla en unos 100 ml de aceite de oliva cirgen extra, para que tenga un sabor intenso y  la salpimentamos sin excedernos con las sal si el bacalao lo hemos dejado sabroso en el desalado. Cuando esté pocha añadimos las aceitunas negras y el cilantro picadito o perejil para aquellos que no les guste el cilantro ( nosotros personalmente somos mantes del cilantro).
  6. En una bandeja que podamos llevar al horno disponemos capas de patata, capa de bacalao desmenuzado, huevo duro cortado en rodajas, y un poco de cilantro o perjil. Volvemos a repetir hasta terminar los ingredientes. Finalmente disponemos por encima la cebolla pochada con las aceitunas que distribuimos por toda la bandeja, incluído el aceite con el que la hemos pochado.
  7. Ponemos al horno a 180 ºC durante 15-20 minutos máximo en función del horno.SONY DSC

!!Ahora toca disfrutarlo!!!

SONY DSC

Cuéntanos si te ha gustado!!