!!Hoy cocinaremos Alcachofas !! ¿Sabías que la alcahofa es una hortaliza que los árabes trajeron durante la Edad Media y extendieron su cultivo por Europa? Su nombre proviene del árabe al-jarsufa “aljarchufa”. Procede de un término árabe “al-kharshûf”, que significa, lengüetas de la tierra.

La alcahofa es la flor aun sin madurar de la alcachofera y la temporada de recolección está  entre Octubre y Abril, aunque su mejor momento es de mediados de enero a principios de marzo.

Para cocinarla hemos escogido esta receta tan típica de Córdoba, mi tierra, que toma su nombre del vino oloroso que se le añade “Vino de Montilla-Moriles”.

Como cada maestrillo tienen su librillo esta vez hemos escogido la receta de la “Abuela Pepita” (suegra de mi hermana) que vamos pasando de unas hermanas a otras por lo fácil que es y lo rica que sale. Nada como buscar una maestra cocinaera de gran experiencia.

Antes de comenzar a cocinar, queremos contaros que la alcachofa es un alimento depurativo que ayuda al organismo a eliminar la absorción de colesterol además es muy saludable gracias a su gran conenido en agua y en hidratos de carbono entre los que destaca la inulina y la fibra. Los minerales que están más presentes son potasio, calcio y sodio aunque también tiene vitaminas B3, B1 y C. Alimento totalmente recomendable.

Para los poco expertos en alcachofas recordamos que al comprarla debe de ser pesada y firme, con hojas que se rompan a la presión, sin rastros negros, y muy apretadas. Se pueden conservar frescas sumergiendo su tallo en agua, como una flor.

Y ahora !!manos a la obra!!

Ingredientes (4 personas):

  • 1 kg alcachofas (5-6 alcachofas grandecitas).
  • 3 cebollas ( frescas a ser posible).
  • 150 gr jamón picado.
  • 1 vaso vino fino.
  • 1 cucharada harina.
  • aceite oliva, pimienta y sal.
  • zumo 1/2 limón.

Preparación:

  1. Pelamos las alcahofas retirando las hojas de fuera hasta dejar a la vista las hojas más blanquecinas que son las más blandas. Cortamos el extremo de la alchofa para que nos queden los corazones. Las restregamos con limón para que no se nos pogan muy oscuras de la oxidación con el aire.
  2. LLenar la olla exprés con agua y zumo de medio limón.Introducir las alcachofas. Cerramos la olla. Dejamos al fuego hasta que comience a salir vapor y ponemos la pesa. Dejaremos pasar 15 minutos desde que ponemos la pesa.
  3. Mientras se están cociendo, sofreimos la cebolla fresca  en un chorreón bien generoso de aceite.
  4. Sofreimos hasta que doren, y añadimos una cucharada sopera de harina y movemos, SI vemos que se pega un poquito no pasa nada, Añadimos jamón picado y un vaso de vino fino (montilla moriles). Salpimentamos a gusto.
  5. Cuando están cocidas las alcachofas las vamos sacando de la olla exprés y las disponemoscon cuidado en la cacerola encima del sofrito. Añdimos dos cucharones de agua de la cocción por encima. Dejamos hervir hasta que reduzca el alcohol y la salsa espese (unos 10 minutos a fuego medio alto).

Servimos en el plato y !!Listas para disfrutarlas!!

!!Esperamos que os gusten!!